Hábitos saludables para lucir piernas sanas y en forma

Como hemos visto en notas anteriores, una várice es una dilatación permanente de una vena asociada a elongación y falla valvular, con lesión irreversible de su pared. Cuando esto ocurre, es decir, cuando una vena se enferma, se instala un cuadro de insuficiencia venosa; los músculos de la pantorrilla se tornan insuficientes para asegurar el normal retorno venoso y entonces aparecen los síntomas como: edemas, dolor e hinchazón, etc.

Dale a tus piernas la atención que necesitan para garantizar que sigan teniendo una apariencia joven y sana.

A continuación compartiremos algunos tips para prevenir las várices y lucir piernas saludables:

  • Evitar el sobrepeso.
  • Llevar una dieta equilibrada y evitar el estreñimiento.
  • Beber 2 litros de agua por día.
  • Dejar de fumar.
  • No estar mucho tiempo en saunas o hidromasajes.
  • Llevar zapatos cómodos con un taco de hasta 3 o 4 cm.
  • Mantener las piernas elevadas al fin del día por 2 hs, 8 o 10 cm por encima del abdomen
  • Para los viajes largos es recomendables llevar medias elásticas de 20 mmhg de compresión.
  • Mantener la piel hidratada y realizar ejercicios 3 veces por semana.
  • Caminata, natación, bicicleta, la actividad aeróbica es lo ideal para pacientes con patología venosa.
  • El uso de medias elásticas durante la jornada laboral ejerce una presión sobre la vena, permitiendo el cierre valvular, reduciendo el flujo retrógrado y regulando el retorno venoso. Cuanto mas pequeño es el diámetro venoso, más rápido fluye la sangre, evitando la formación de coágulos y trombos
  • Tomar venotónicos especialmente en verano o cuando el paciente toma anticonceptivos. Actúa reforzando el tono de la pared venosa, aumentando el retorno y evitando la progresión de la enfermedad.